Rosana bate todos los récords en ‘24 horas sin miedo’: diversión, solidaridad y un puchero con mucho arte

Nadie como Rosana para batir todos los récords habidos y por haber. Cuando se propone algo, lo consigue, y esta vez incluso ha superado todas sus expectativas. ‘24 horas sin miedo con Rosana’ consistía, nada más y nada menos, que en estar 24 horas conectada en directo desde sus redes sociales con numerosos artistas, deportistas, actores, humoristas y personajes televisivos que quisieran unirse a esta iniciativa creada por ella misma en la que el objetivo, además de pasarlo bien, era conseguir fondos para la Cruz Roja y luchar así contra el coronavirus.

En estos días de confinamiento las redes se han inundado de directos que nos han acercado a nuestros artistas y famosos favoritos. Muchos otros han optado por regalarnos canciones nuevas que han surgido de sus sentimientos durante la cuarentena y que sirven para donar todo lo recaudado a diferentes asociaciones. Pero Rosana ha querido ir más allá y, después de mucho pensar en cómo podía hacer algo original y diferente, no solo nos ha regalado su música, su voz y sus canciones sino también 24 horas (que al final han acabado siendo 27) con ella, una maravilla muy complicada de explicar.

‘24 horas sin miedo con Rosana’, una experiencia única e irrepetible

Pasar un día entero junto a Rosana es algo de lo que pocos pueden presumir, pero ahora ya hemos podido hacerlo todos gracias a su iniciativa ‘24 horas sin miedo’. Al final han sido más de 27 horas en directo desde su perfil de Instagram, desde las 9 de la mañana del viernes 1 de mayo hasta las 12 del mediodía del sábado 2 de mayo. No le ha importado el no dormir, el comer poco y el tener que estar hablando durante más de 24 horas hasta quedarse casi sin voz. Porque la solidaridad está por encima de todo y lo importante es que todo este esfuerzo tiene su recompensa a beneficio de la Cruz Roja

OBJETOS SUBASTADOS PARA LA LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS 

Durante estas 24 horas, han sido muchos los que han aportado su granito de arena, no solo donando directamente una cantidad de dinero a la Cruz Roja, sino también regalando un objeto personal para poder subastarlo. Desde hoy mismo y hasta dentro de unos 8 días, aproximadamente, puedes pujar en Ebay desde este enlace por tu objeto favorito. Hay un poco de todo, desde discos hasta camisetas, libros, dibujos o guiones de series y películas.

En este día completo, Rosana también ha llevado a cabo varias iniciativas en las que cualquiera puede participar. Una consiste en crear entre todos el “cuadro más grande del mundo”, para el que solo necesitas un metro cuadrado de papel, plasmar el dibujo que quieras y subirlo a las redes sociales. 

Junto a otros artistas que se han querido sumar a la causa, ha querido crear una “canción mundial”, compuesta en vivo y en directo y cantada por todos ellos al unísono por una videollamada conjunta. Y por último, un “banco de sueños”, iniciativa de Sandra Barneda, que ha propuesto subir una fotografía a las redes sociales contando cómo quieres que sea este nuevo mundo que está cada vez más cerca.

Rosana cocina un puchero y unas tostadas muy especiales en directo 

Durante estas 24 horas Rosana casi no ha tenido tiempo ni de comer, pero con toda la naturalidad del mundo y con el apoyo y las directrices de Toñi Moreno, se ha atrevido a cocinar un cocido en directo. Un puchero que se ha convertido en uno de los protagonistas de este ‘live’ ya que pocos confiaban en que saliera bien al no haberlo hecho nunca. Que si sube el fuego, que si busca una espumadera para quitarle las burbujas, que si vuelve a bajar el fuego, que si échale sal… Un arte que solo la intérprete de ‘A fuego lento’ podía tener cocinando este puchero, que estuvo más de 5 horas en la cazuela.

Hay que tener en cuenta que cada invitado se encontraba en un lugar distinto del mundo, por lo que las franjas horarias eran muy diferentes. Por eso, cuando conectó con Pau Gasol, allí era la hora del desayuno y le enseñó a preparar unas ricas tostadas de aguacate con huevo frito, el plato favorito de su mujer, que le quitaron un poco el hambre cuando llevaba tantas horas despierta y sin haber comido nada. Pero es que en tantas horas y hablando con tanta gente, Rosana se olvidó de la hora que era y de que tenía que comer algo para poder aguantar tanto tiempo despierta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *