2.jpg

Miguel Ángel Silvestre reflexiona sobre renunciar a cosas en la vida al ser padre: «Tiene que ser alucinante»

Miguel Ángel Silvestre acaba de cumplir 38 años. Un cumpleaños diferente a los del resto de su vida, porque quien le iba a decir al actor, que lo iba a pasar confinado junto a su madre. Pues parece ser que los 38, le han hecho reflexionar sobre la paternidad y los sentimientos. Una reflexión que ha hecho mediante su sobrino. 

Junto a una fotografía en la que aparece el actor manteniendo a su sobrino en brazos, y al lado su hermana. Mediante esta quiso hablar de los sentimientos que le surgieron: “El día que nació mi sobrino. Intentaba abrazarlo y protegerlo al mismo tiempo. Creía que cualquier ruido o movimiento brusco le podía hacer daño. Pensé… Ojalá tenga una vida sana, un camino fácil, que tenga buenos amigos, que sortee bien los miedos y contratiempos que puedan aparecerle en la vida… eso pensé”.

El instinto paternal de Miguel Ángel Silvestre

Unos sentimientos que Miguel Ángel imagina que su madre y su padre también pensarían: “Tal día como hoy cuando nací”. Por eso ha querido dejar claro que: “Les estoy muy agradecido. Me sorprende lo generosos que han sido conmigo”. Una reflexión que le ha hecho sacar a la luz ese instinto paternal, que seguramente todos llevemos dentro de nosotros, unos más que otros: “Tiene que ser alucinante ser padre”, escribía. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *