2.jpg

El tremendo error que cometes al desinfectar tu casa con lejía

Casi nadie se atreve a ir en estos días a urgencias y lo evitamos a toda costa. Pero tal es nuestra obsesión con el coronavirus que nos ponemos trapo en mano a limpiar cada rincón de nuestra casa mezclando productos sin saber que nos puede producir una intoxicación. Una intoxicación que te puede hacer ir a urgencias. 

Tanto es así que el Servicio de Información del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses ha asegurado que ha habido un gran incremento de las consultas telefónicas por intoxicaciones. Estas se deben a combinar distintos productos de limpieza. No por más productos que mezclemos vamos a matar más al virus.

Más del 26,1% de las llamadas se debían a mezclar la lejía con amoníaco. Añadiendo además productos como vinagre, alcohol, salfumán, anticalcáreos, lavavajillas y otros limpiahogares. La mezcla de amoníaco y lejía es la más habitual. Esta tiene como resultado una reacción química que genera un gas denominado cloramina. Esta reacción al entrar en contacto con los ojos, boca y mucosas se descompone de tal manera que produce un ácido clorhídrico, muy tóxico y corrosivo.

¿Cómo desinfectar nuestra casa?

La Comunidad de Madrid recomienda unas claras y sencillas indicaciones. En primer lugar, para que la lejía tenga eficacia absoluta tendremos que limpiar previamente las superficies con unas bayetas húmedas, para así eliminar cualquier rastro de polvo. “Después limpiar esas mismas superficies con otra bayeta humedecida en una disolución de lejía al 1:50”, aseguran desde la web. 

¿Cómo preparar la lejía al 1:50?

  • Coger 20 ml de lejía casera, no importa la marca.
  • Echarlo dentro de una botella de 1 litro.
  • Rellenar la botella con agua del grifo hasta completar.
  • Cerrar y darle la vuelta varias veces para mezclar.

Según informa Sanidad, con una temperatura por encima de los 22 grados centígrados y con un 60% de humedad, el coronavirus solo aguanta tres horas en una superficie de papel. 


En cambio en ambientes donde la temperatura es entre 21-23 grados centígrados y con un 40% de humedad, el virus puede permanecer activo hasta cuatro horas en superficies como el cobre, 48 horas en acero inoxidable y hasta 72 horas en el caso del plástico.

Pero uno de los focos más infecciosos de nuestra casa son los sofás. Si nuestro sofá tuviese la opción Si tiene funda, la desinfectaremos en la lavadora. En caso de que tu sofá sea de piel, lo mejor es que lo limpies con una bayeta y un producto especial para tapicería.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *